Actualidad y Noticias

Peregrinación a Vic – 2018

Del 4 al 6 de mayo, un grupo de 42 alumnos de 2º de la ESO van a conocer los orígenes de la Congragación de los Misioneros Claretianos y de su Fundador el P. Antonio María Claret.

Vic 14
DSC06730
Vic 13
Vic 12
Vic 11
Vic 10
Vic 09
Vic 15
Vic 08
Vic 07
Vic 06
Vic 05
Vic 04
Vic 03
Vic 02
Vic 16
Vic 01

Como todos los años a primeros de mayo, los alumnos de 2º de la ESO realizan la peregrinación a Vic para conocer los orígenes tanto de la Congregación de los Misioneros Claretianos y como los del Fundador, P. Antonio María Claret. Este año el grupo ha sido de 42 alumnos acompañados por los profesores Jon Armentia y Fran Urrutia.

A las 5:00 de la mañana del viernes 4 de mayo estaba programada la hora de salida del autobús.  En medio de las caras medio adormiladas de algunos padres que iban llegando con sus hijos e hijas, los alumnos se abrazaban por la ilusión del viaje. Puntualmente el autobús se puso en marcha y después de despedir a los padres, nos pusimos en camino, destino: Port Aventura. A la llegada nos encontramos con muchos autobuses, parece que muchos colegios habían tenido la misma idea. Una vez que Jon y Fran, dentro del parque, dieron las instrucciones oportunas, todos salieron corriendo a coger sitio para las diferentes atracciones: Shambala, Dragon Khan, Stampida,… Los más movidos se fueron a las atracciones más “fuertes” mientras que otros optaron por atracciones más tranquilas.

Estando dentro del parque coincidimos con un grupo de 112 alumnos del colegio Claret de Sevilla. En varias atracciones los alumnos se montaron juntos. A la hora de salir del parque los dos colegios entonaron la canción de “Claret, voz peregrina”.

Una vez hechas las fotos de grupo a la entrada en autobús en dirección a Vic, al hotel Seminari Vic, para cenar y descansar. El hotel está recién remodelado y las habitaciones estaban nuevas. Los alumnos durmieron en habitaciones de 4, 3 y 2 personas. A pesar de las horas de viaje y de la estancia en Port Aventura las ganas de hablar con los compañeros eran más fuertes que el cansancio.

Al día siguiente, por la mañana, desde el hotel el grupo se dirigió al museo Claret de Vic. Allá el P. Severiano Blanco hizo un recorrido histórico del P. Claret y de la Congregación. Remarcó las tres grandes épocas del P. Claret: sacerdote misionero, arzobispo en Cuba y confesor de la Reina Isabel II en Madrid. Llamaron la atención los zapatos del misionero y la almohada con la sangre del arzobispo derramada en el atentado de Holguín. A algunos le resultó curiosa la estatura tan baja del P. Claret.

Una vez terminada la visita al museo, el grupo se dirigió al templo y a la cripta donde descansan los restos del Santo. Allí el P. Severiano Blanco explicó las vicisitudes por las que pasaron los restos del P. Claret en diversos momentos de la historia. El resto de la mañana el grupo lo empleo para visitar el gran mercado que estaba instalado en la Plaza de Vic.

Por la tarde el grupo de alumnos se dirigió a la localidad de Sallent de Llobregat, lugar de nacimiento del P. Claret. Allí nos recibió el P. Antoni que nos explicó el museo-casa natal del P. Claret. En la sala donde se encuentra la cuna, el grupo hizo una oración, fundamentalmente de agradecimiento a todos los padres. El museo fundamentalmente está centrado en los orígenes de Antonio María Claret y Clará ya ahí se pudieron observar elementos del día a día de la familia: un telar, la cuna, fotos de familiares, restos de la casa natal … También se encontraban objetos utilizados por el P. Claret cuando era sacerdote misionero por Viladrau. El museo tiene varios pisos con salas acondicionadas para explicar tanto los orígenes, como los lugares por donde paso, como la proyección que tuvo el Fundador de los Misioneros Claretianos Hijos del Inmaculado Corazón de María. Durante la explicación sacaron unos refrescos y algún bizcocho para merendar. Agradeciendo la dedicación del P. Antoni, volvimos a Vic y después de la cena celebramos la eucaristía en la cripta del P. Claret.

El domingo 6 nos embarcamos hacia Montserrat, con todas las maletas y el picnic para la comida. El autobús paró en Monistrol y desde allí el grupo cogió el tren cremallera para subir al santuario. Desde el tren se contemplaban unas vistas increíbles. El tiempo era lluvioso y las nieblas le daban al paisaje de Montserrat un encanto especial. Al intentar entrar en el Santuario nos encontramos con la sorpresa desagradable de grandes colas para entrar e imposibilidad de ver la Virgen de Montserrat. La razón de tanta gente: día de la madre y por tanto de la “Mare de Deu”. Por la tarde vuelta a Pamplona donde llegamos con sol y una temperatura que contrastaba mucho con la vivida en Montserrat.

X